Revisión ginecológica, ¿por qué es importante?

Una revisión ginecólogica debe incluir una consulta, una citología y una ecografía para ser completa

Revisión ginecológicaUna revisión ginecológica adecuada y periódica es fundamental para cuidar la salud y ahorrarte muchos problemas en el futuro. La frecuencia de esa revisión rutinaria la marcará el médico. Si vas por la Seguridad Social, lo más probable es que tengas que hacerla cada tres años, mientras que si acudes a un ginecólogo privado en Valencia, la revisión ginecológica se realizará cada año.

¿Qué opción es mejor? No existen indicios de que una revisión ginecológica anual sea necesaria para mujeres sanas y sin síntomas, pudiendo espaciarse las visitas a la consulta de ginecología. Sin embargo, son muchas las mujeres que prefieren realizarse esa revisión rutinaria con esa frecuencia, según diversos estudios alrededor del 60% la realizan cada año y para ello recurren a la consulta de un ginecólogo privado en Valencia, que además les aporta una atención más personalizada (la mujer elige al ginecólogo y al ser siempre el mismo conoce su historial y se desarrolla una relación de confianza), se adapta mejor a sus horarios y además consideran que existe una mayor privacidad.

Esta revisión ginecológica para que sea completa debe incluir tres aspectos:

  • La consulta: El ginecólogo repasará tu historial médico ginecológico y te preguntará por tu menstruación, la actividad sexual, número de embarazos, si usas métodos anticonceptivos y cuáles… Además se realiza un examen abdominal y pélvico y una inspección de vulva, vagina y cerviz, así como la palpación de útero y ovarios, y aprovechará para realizar una exploración mamaria y comprobar su estado.
  • La citología: para detectar cualquier cambio genital y posibles anomalías en las células.
  • La ecografía: una técnica de exploración no invasiva, que permite ver el interior de los genitales femeninos y es fundamental para la detección precoz de cualquier anomalía, en especial algunos tipos de cáncer, como el de ovarios.

Aunque, como hemos dicho, la frecuencia de la visita a la consulta de ginecología dependerá del especialista o del estado de salud de cada mujer, es importante que esta revisión ginecológica completa se empiece a realizar cuando la mujer empieza a tener relaciones sexuales o si tiene algún problema relacionado con su aparato genital o las mamas.

La revisión ginecológica es uno de los principales motivos de contratación de un seguro médico privado por parte de las mujeres. Pero no existe un seguro solo para la consulta de ginecología, teniendo que pagar por otros servicios que, a lo mejor, no va a utilizar. Además en muchas ocasiones el seguro médico privado no incluye alguna de las pruebas o actos médicos que hay que pagar aparte.

Por eso, si quieres acudir a un ginecólogo privado en Valencia lo mejor es que te hagas socio de Ofersalud y podrás tener acceso a los mejores especialistas a un precio muy económico. Por ejemplo, en la revisión ginecológica (consulta + citología + eco) llegas a ahorrarte un 57% del precio al público. Solo tienes que elegir el ginecólogo privado en Valencia que más te interese, concertar una cita y cuando vayas a pagar, presentas la tarjeta sanitaria de Ofersalud y se te aplicará el descuento inmediatamente. Así tienes todas las ventajas de una consulta de ginecología privada (sin plazos de espera, personalizada, con el horario que te convenga…) pero sin pagar de más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *