Mamografía bilateral, clave en la lucha contra el cáncer

La mamografía bilateral permite detectar el 90% de los tumores, incluso los más pequeños

La prevención es la mejor manera de combatir enfermedades igual que la detección precoz. Por ejemplo, en el caso del cáncer de mama, las posibilidades de curación de aquellos que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100% según la Asociación Española Contra el Cáncer. De ahí la importancia de pruebas diagnósticas como la mamografía bilateral y la autoexploración.

mamografía bilateralLa autoexploración es fundamental para detectar cualquier alteración o anomalía que se produzca en los pechos de una mujer.  Si durante este autoexamen la mujer percibe alguna cosa rara, lo mejor es acudir al especialista para que te haga un examen clínico más completo.

Y como parte principal de ese examen clínico para la prevención del cáncer se encuentra la mamografía bilateral. Una prueba, con una baja dosis de rayos X que no es perjudicial para la salud, donde se toman imágenes del interior de los dos senos de una mujer y en la que, para que ninguna zona se quede sin explorar, se suelen realizar dos proyecciones por cada mama. Se estima que la mamografía bilateralpuede detectar el 90% de los tumores, incluso antes de que sean palpables y cuando aún no han invadido en profundidad ni se han diseminado a los ganglios u a otros órganos. Esto permite aplicar tratamientos menos agresivos, para combatir la enfermedad.

La mamografía bilateral es una prueba sencilla y no dolorosa, aunque sí puede resultar algo molesta ya que es necesario realizar presión sobre la mama para mejorar la calidad de la imagen y eso puede ser incómodo. Además no tiene ninguna contraindicación, si bien no suele realizarse a mujeres por debajo de los 30 años pues el tejido mamario es más denso y la prueba es menos fiable (se tendría que complementar con una ecografía). En el caso de embarazadas o si están dando de mamar hay que informar al médico porque ocurre lo mismo, las mamas son más densas y por tanto la prueba es menos fiable.

Si no aparece nada y las mamas están limpias, te dirán que vuelvas al año o a los dos años (suele ser el tiempo que se recomienda para una siguiente prueba, aunque eso depende de cada especialista) con las placas de la mamografía bilateral que te acaban de hacer para poder comparar.

Si se detecta alguna imagen sospechosa, el médico solicitará más pruebas como una ecografía, una resonancia nuclear magnética y la realización de una biopsia para conocer la naturaleza de la lesión.

Para realizarse una mamografía bilateral y todas las pruebas que igual se necesitan para luchar contra el cáncer, muchas personas prefieren la rapidez y agilidad que ofrece la sanidad privada, así como el trato preferencia, la comodidad y la atención médica. Pero para disfrutar de ello no es necesario contratar un seguro médico privado, solo tienes que hacerte socio de Ofersalud. Elige crear tu propio plan de salud, adáptalo a tus circunstancias, y con tu tarjeta sanitaria de Ofersalud, podrás disfrutar de increíbles descuentos en clínicas reconocidas y hospitales de prestigio donde podrás recibir tu tratamiento, sin plazos de espera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *