Los numerosos beneficios de tener mascotas en casa

Mascotas en casa
Mascotas en casa

No solo nos dan cariño, sino que también nos aportan multitud de beneficios, tanto a nivel físico como psicológico. Si aún no lo sabías, convivir día a día con mascotas en casa nos ayuda a desarrollar ciertas habilidades, a mejorar nuestro estado de ánimo e, incluso, a tratar cierto tipo de enfermedades. Estudios científicos lo avalan. De hecho, el biólogo Edward O. Wilson formuló la teoría de la biofilia, basada en la afinidad innata que los seres humanos sentimos ante todo aquello natural y que posee vida.

Beneficios físicos de convivir con mascotas

– Tener mascotas nos ayuda a incrementar nuestro nivel de actividad física: el simple hecho de jugar con ellas o sacarlas a pasear nos hace estar activos, prácticamente sin darnos cuenta.

Liberamos oxitocina, la hormona de la felicidad.

Reducimos la presión arterial: tener un animal cerca y cuidar de él o acariciarlo nos relaja y mejora nuestra salud cardiaca. Además, puede ayudarnos a reducir el colesterol y, en general, a tener que visitar menos al médico, reforzar nuestro sistema inmunológico y tomar menos medicación.

Perros y niños tienen una rápida compenetración: en este caso, es muy interesante saber que las mascotas ayudan a mejorar el nivel de responsabilidad, respeto y socialización, así como a expresar nuestras emociones.

Beneficios psicológicos y terapias con animales

– Estar en contacto con animales también nos ofrece ventajas en el plano psicológico y emocional, como la reducción del estrés y la depresión.

– También contribuyen a mejorar la autoestima, refuerzan la empatía y nos hacen sentir más comprendidos y aceptados.

– Son usuales las terapias con animales o zooterapias para niños con problemas de aprendizaje o atención, personas con necesidades especiales o ancianos, donde las mascotas se convierten en ayudantes, en coterapeutas.

En definitiva, si estabas planteándote la posibilidad de tener una mascota en casa, a partir de ahora te sobrarán los motivos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *